TITULO: DIONISIO LLANCA: El informe Solari
AUTOR: Guillermo Roncoroni
FUENTE: UFO PRESS N° 19, marzo 1984

El presunto secuestro del que habría sido víctima camionero Dionisio Llanca es, sin dudas el más notorio de los casos de abducción reportados en Argentina, no sólo por sus características, sino por la repercusión que el mismo alcanzó en los medios de prensa y, fundamentalmente, en algunas publicaciones especializadas de Argentina y el extranjero.

No vamos aquí profundizar en las características del caso Llanca por entender que nuestros lectores ya se encuentran suficientemente familiarizados con ellas y, en caso de desconocer los detalles del incidente, remitimos al lector a una serie de fuentes donde podrá encontrar abundante material sobre el citado caso (ver BIBLIOGRAFIA, notas 1 y 2).

La presente nota tiene como objetivo el brindar un nuevo aporte a la investigación del presunto incidente, que se traduce en la reproducción del informe médico del Dr. H. Eduardo Solari, fruto de una serie de estudios a los que oportunamente fue sometido Dionisio Llanca, estudios englobados dentro de lo que se dio en llamar "Operativo Villa Bordeu", llevado a cabo por ONIFE, bajo la dirección de Fabio Zerpa.

El informe que reproducimos nos fue facilitado por el ufólogo Rubén Omar Morales, y tiende a esclarecer notoriamente la personalidad del testigo y apoya la hipótesis de un fraude o al menos lo descalifica como testigo confiable.

Además de la investigación llevada a cabo por ONIFE, fueron realizadas dos investigaciones independientes, una de ellas encabezada por el arquitecto Roberto E. Banchs (CEFAI) y la otra por quien esto escribe. En el transcurso de las investigaciones, y a los fines de intercambiar opiniones sobre el particular, mantuvimos varias y prolongadas conversaciones sobre los distintos matices e implicancias del presunto secuestro. Cabe destacar, sin embargo, que pese a que ambos conocíamos la distinta metodología y los datos que manejábamos en nuestras respectivas investigaciones, en todo momento mantuvimos nuestra total independencia de criterios, apoyándonos exclusivamente en datos y evidencias propias con el fin de no afectar la objetividad de nuestras conclusiones. Estas investigaciones dieron origen a trabajos publicados en forma independiente (3,4,5,6).

Si bien ambas investigaciones coinciden en considerar el
incidente supuestamente protagonizado por el camionero como un fraude, existen diferencias significativas en lo que hace a los caminos desandados para arribar a esa conclusión, ya que Banchs puso especial énfasis en el aspecto relativo a la conflictuada personalidad de Llanca y en las motivaciones psicológicas que éste habría tenido para perpetrar el engaño.

Así, Banchs interpreta que la perturbada psiquis de Llanca pudo haber "elaborado" la totalidad del contacto motivada por algún factor externo (la brillante luz de un automóvil, por ejemplo) y que luego, en las distintas fases de la investigación llevado a cabo en Bahía Blanca, alguien pudo haber "fijado" y adornado esos "recuerdos", a los efectos de hacer más creíble y confiable el relato de¡ testigo, a través de la técnica de la regresión hipnótica.

Por mi parte, la investigación no se centró en un aspecto en particular sino en una visión de conjunto de las distintas facetas del incidente, tomando el aspecto de la personalidad del testigo como uno más de los ítems a considerar en la investigación, interpretando que el camionero fraguó la totalidad del incidente desde su mismo punto de partida (planeando inclusive el motivo de su detención a la vera de la ruta en la noche del 28 de octubre de 1973), contando luego con la complicidad de otros individuos que vieron en el caso una buena oportunidad para alcanzar cierta notoriedad pública e, inclusive algún beneficio económico.

Durante el curso de mis investigaciones tuve oportunidad de tomar contacto con el Dr. Solari a fines de 1974, oportunidad en que el citado facultativo me refirió sus dudas en cuanto a la autenticidad del incidente apoyadas en una serie de tests a los que había sometido o Llanca (cuyas conclusiones forman parte del informe que reproducimos) y en una lesión cerebral que había detectado a través de un electroencefalograma (lesión que afectaba el lóbulo occipital del presunto testigo) y que, en opinión del Dr. Solari, invalidaban el testimonio del camionero Y, por consiguiente, el caso en sí mismo.

Es interesante resaltar que las conclusiones de los estudios llevados a cabo por el Dr. Solari nunca fueron incluidas en los trabajos publicados por ONIFE o por Fabio Zerpa en torno al caso Llanca al punto que el informe del Dr. Solari es dado a conocer por primera vez en estas páginas pese a que data de 1974 y que, siendo parte de la primera investigación del caso Llanca, el mismo fue concientemente ocultado por el principal divulgador del incidente, no pudiendo encontrarse referencias a éste en ninguna de las notas publicadas con la firma de Fabio Zerpa, Solamente puede encontrarse una muy breve referencia a la lesión cerebral que padece Llanca en la respuesta de Zerpa (7) a un artículo publicado en la revista HUMOR bajo la firma de Rubén Morales (8), donde se denunciaba ese hecho como un factor gravitante en la consideración de la autenticidad del caso. En la carta publicada por HUMOR, Zerpa atribuía la lesión cerebral a "un guante con púas que los extraterrestres le había aplicado al testigo sobre el cráneo". Sin palabras.

Entendemos que la importancia del documento que aquí reproducimos es capital en lo que hace a una opinión científica relativo a la condición de testigo de Llanca.

 

INFORME DEL DR. HECTOR SOLARI:

NOMBRE: Dionisio Llanca
DOMICILIO: San Martín 787 - Ing. Jacobacci, R. Negro
ESTADO CIVIL: soltero
EDAD: 25 años
FECHA DE NACIMIENTO: 17 de octubre de 1948

 

OBSERVACIONES

El sujeto fue entrevistado el día 31 de julio del corriente año, dicha entrevista se prolongó durante el término de casi tres horas (17,30 a 20,15).

Se confeccionó en su transcurso una reducida Historia Psicoclínica, y a posteriori se realizaron varias pruebas psicométricas y proyectivas.

Debido a la posibilidad de que no volviera a repetirse la situación de entrevista, las pruebas permitidas para el lapso de una sesión fueron aumentadas. Este hecho influenció, seguramente, en ciertas deficiencias de los propósitos buscados. A pesar de ello, se ha podido determinar, con certidumbre, rasgos de personalidad del sujeto, que completan el diagnóstico del EEG y lo amplían consiguientemente.

En el análisis de las pruebas no se ha utilizado control, dada su simplicidad.

ENTREVISTA PSICOCLINICA:

A través del cuestionario y la entrevista abierta realizada, se concluye que D, LL. encuadra típicamente dentro del "síndrome" de la personalidad epiléptica, agregado a ello determinados rasgos histéricos. Diferenciado así, claramente, de un supuesto cuadro de psicopatía.

Los signos (comiciales) son característicos., evidente falta de sinceridad (sobresaliente en el juego de la entrevista), un alto contenido de agresividad reprimida; susceptibilidad aumentada, hondo sentido de justicia personal. La bradipsiquia, lentificación y perseveración del pensamiento completan la tipificación del cuadro comicial.

En cuanto a los rasgos histéricos arriba mencionados, éstos son visualizables a través de la fuerte dependencia materna y la hostilidad al medio, que lo imposibilita para la obtención de un buen contacto social. La utilización de la represión y negación como principales mecanismos de defensa, caracteriza, dada su continuada presencia, el concomitante histérico expresado.

 

PRUEBAS PSICOMETRICAS Y PROYECTIVAS:
RAVEN (Test de matrices progresivas),

Este es un test factorial especialmente confeccionado para evaluar el factor g. Permite determinar el grado de observación y razonamiento a través de la medida de la capacidad intelectual general.

Conclusiones: teniendo aún en cuenta el medio ambiente deficiente, donde desarrollo D. Ll. sus potencialidades intelecluales es igualmente necesario remarcar el pobre nivel alcanzado, que lo coloca limitando con la deficiencia intelectual.

Puntaje: 28; Percentil: 10,- Rango: IV Para un baremo elaborado por el mismo Raven.

Diagnóstico: inferior al término medio.

PFT (Test de frustración):

Es un test proyectivo que intenta valorar el nivel de socialización de adecuación al grupo.

En el caso de D. Ll. es casi imposible analizar y arribar a un diagnóstico seguro, pues ha evitado decididamente complicarse en su ejecución, utilizando como mecanismo de defensa la negación. A pesar de ello es posible suponer un diagnóstico. Si bien existe un factible buen índice de conformidad al grupo, en tanto la agresión no se encuentra como fuerza generatriz es obvio que el mecanismo psicoanalítico actuante es la represión, ya que sus respuestas son específicamente evitatorias de la situación frustrante dándolas como inexistentes o restándole importancia. En este caso dichas respuestas deben calificarse como no adaptativas. Confirmando, en parte, el presupuesto clínico de hallarnos frente a rasgos histéricos agregados en el sujeto analizado.

Diagnóstico presuntivo: Deficiente nivel de socialización y cierta imposibilidad de adecuación al grupo.

PSICODIAGNOSTICO DE RORSCHACH:

Este test proyectivo no pudo ser evaluado dada la negación del sujeto y el mecanismo de represión acentuado que impidió un número de respuestas apropiado para el logro de un análisis valedero. Se intentó establecer un mejor rapport, pero sin resultados positivos dado el bloqueo del sujeto.

NOTA: Estando en conocimiento que en oportunidad anterior le ha sido aplicado este test, sería altamente positivo tenerlo presente.

Deseo aclarar, paralelamente, que si bien como test proyectivo es sumamente eficiente, el diagnóstico diferencial entre una epilepsia esencial y una secundaria, mediante esta prueba, es muy difícil y, por desgracia, no puede establecerse con seguridad, como por lo demás tampoco puede diferenciarse en la clínica.

BENDER (Test gestáltico visomotor):

Este test evalúa la maduración visomotora, su gradación,
y es además gestáltico (la buena forma)

.A través de su ejecución se presume la existencia de ansiedad Y dificultades en el control emocional. Indicios de vacilación y dudas de sí mismo. Sentimiento de inseguridad e intento de controlar un trastorno o conflicto interno. Ambivalencia.

Agresión y hostilidad hacia el medio ambiente,

Diagnóstico: Grado normal de maduración visomotora, con alguna tendencia regresiva.

D.Ll. es un individuo tímido, temeroso, incierto, abocado a una desesperada búsqueda de seguridad. Su agresión y hostilidad se hallan reprimidas, a veces vueltas hacia adentro.

Tendencias masoquistas.

Su irritabilidad puede comprometerlo, según las circunstancias y el debilitamiento de sus mecanismos de defensa, en una cantidad de acting out. Se hallan signos de organicidad (no existe el signo patognómico de organicidad comicial).

CONCLUSIONES:.

Las pruebas sicométricas y proyectivas confirman lo presupuesto en la entrevista clínica, D. LI. presenta una personalidad de tipo epiléptica, con ciertos rasgos de índole histérica.
Sus mecanismos de defensa en cierto modo estereotipados
son la negación y la represión, D. LI. transita dentro de un círculo vicioso de inseguridad y temor que alimenta, a su vez,
su agresividad y hostilidad hacia el medio ambiente, impidiéndole establecer buenas relaciones interpersonales.

Es aconsejable realizar:

WESCHLKER, como completamiento del Raven, y TAT, como test proyectivo, más sencillo y concreto que implica una mayor posibilidad de rapport y buena ejecución.

Esto facilitaría a nivel asistencial la posibilidad de encarar una terapia farmacológica y psicoterapéutica adecuada.

En cuanto a la investigación del hecho ocurrido en Bahía Blanca, sin dudar o no de lo relatado por D. LI., en mi consideración el testigo no es hábil como tal.

Dr. HECTOR A. SOLARI
Psicólogo Clínico
(Matrícula N° 245) Buenos Aires, 19 de agosto de 1974

 

REFERENCIAS

(1) ZERPA, Fabio; Un hombre en el Universo, Editorial Cielosur, Buenos Aires, Argentina, 1976.

(2) ZERPA, Fabio; El OVNI y sus misterios, Ediciones Nauta, Barcelona, España, 1976.

(3),RONCORONI, Guillermo Carlos; El caso Llanca: Análisis retrospectivo de un contacto, Edición especial de UFO PRESS, Editado por CIU, marzo de 1979, Buenos Aires, Argentina.

(4) BANCHS, Roberto E.; Caso Llanca: El Gran Fraude, CEFAI, 1979.

(5).ZERPA, Fabio; "Quemá esas Cartas" Número 55, Revista HUMOR Número 55, pp. 22/23; Ed. La Urraca, Buenos Aires, 1981.

(6) MORALES, Rubén; "Los invasores siempre vuelven" Revista HUMOR Número 53, pp. 40/41, Ed. La Urraca, Buenos Aires,~ 1981.

ACERCA DEL AUTOR:

Guillermo Carlos Roncoroni' es Licenciado en Administración de Empresas, especializado en Investigación Operativa, e Ingeniero de Sistemas (especialista en programas científicos).
Ha publicado numerosos artículos en revístas nacionales y extranjeras. Es autor del libro LOS OVNI Y LA EVIDENCIA FOTOGRAFICA y ha desarrollado el CATALOGO COMPUTARIZADO DE ATERRIZAJES EN ARGENTINA, que incluye más de 280 incidentes codificados, .así como extensivas tablas estadísticas sobre ese tipo de manifestaciones.